Estimado joven:

Hay momentos en que, saturados de compromisos y responsabilidades, nuestras fuerzas se agotan y necesitamos un nuevo despertar en nuestra vida. Quizás podríamos pensar que todo está bien y no necesitamos ese despertar. Pero, no importa cuál sea nuestra condición, Dios nos está invitando a todos a DESPERTAR.

Si no hemos respondido al llamado de Dios para ser misioneros vivos, realmente estamos dormidos. Vez tras vez encontramos personajes bí­blicos que respondieron al llamado de salir de su vida rutinaria y convertirse en seguidores de Jesús y ser misioneros vivos. Pero para que esto sea realidad, necesitamos un verdadero encuentro con Jesús y una genuina conversión. Sólo así­ podremos alcanzar Su objetivo en nuestras vidas. Este fue el caso de la mujer samaritana (Juan 4:1-42). Esta mujer no sabí­a cuál era el propósito de su vida. Buscaba la respuesta en las fuentes de agua de este mundo, para volver a tener sed nuevamente. Pero después de encontrarse con Jesús, llegó a ser un instrumento para llevar las buenas nuevas de salvación a su pueblo. Ella captó el mensaje de Dios en Efesios 5:14: Despiértate, tú que duermes, levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo. Fue así­ como se convirtió en una misionera viva, que alumbró su aldea, simplemente porque respondió al llamado de Jesús. Y te pregunto, ¿qué impide que tú y yo hagamos lo mismo?

La Hna. Elena G. de White nos dice en el libro Servicio Cristiano, pág. 126: “En su vasto plan, el Señor tiene un lugar para cada uno. No ha dado talento alguno que no sea necesario. Cada uno tiene su lugar en el plan eterno del cielo. Tan ciertamente como hay un lugar preparado para nosotros en las mansiones celestiales, hay un lugar designado en la tierra donde hemos de trabajar para Dios. NO podráis transferir vuestro deber a otros. Nadie sino vosotros mismos puede realizar vuestro trabajo.

Este año CYC ha sentido la necesidad de hacer un llamado a levantarnos de entre los “muertos” para cumplir con la encomienda de trabajar en la viña del Señor. ¡Que este congreso no sea una actividad más en nuestro calendario de marzo 2011, sino un momento de encuentro, un momento de re-dedicación, un momento histórico en nuestra relación con Dios!

Beverly Cruz,

Presidenta CYC

promo cyc despertad

Galeria de fotos